sábado, septiembre 21, 2019

La meca de los viajes de egresados continúa reforzando su infraestructura para garantizar al turismo estudiantil un viaje inolvidable y seguro. Servicios médicos permanentes, seguimiento las 24 horas y medidas de prevención garantizan un viaje sin sobresaltos.

Desde hace algunos años, Bariloche comenzó a tomar medidas para que el viaje de egresados sea sinónimo de alegría, construir recuerdos que duren para siempre y seguridad. En Bariloche los estudiantes pueden vivir una experiencia irrepetible de su último viaje con sus compañeros del colegio, sin estar expuestos a riesgos. La ciudad tiene una larga trayectoria en el turismo estudiantil y, hoy por hoy, es el destino mejor preparado para evitar que nada opaque una experiencia inolvidable para los chicos.

Para este 2019, la ciudad sigue apostando a mejorar las medidas e infraestructura para poder dar tranquilidad a los padres de que sus hijos están en un lugar seguro, que se preocupa por el cuidado de los menores.

Una de las mejoras de esta temporada es la conectividad aérea de la ciudad. Este año, a partir del invierno, Bariloche tendrá 30 por ciento más de vuelos que en 2018. Se estima un récord de hasta 40 vuelos diarios. Aerolíneas Argentinas reforzará su operación a Bariloche sumando un vuelo diario extra desde Buenos Aires para llegar a las 63 frecuencias semanales. Durante julio y agosto ofrecerá 217.000 asientos para unir Bariloche con Buenos Aires, Córdoba, Rosario y otros destinos.

También vuelan a Bariloche Latam, Norwegian, FlyBondi y Andes. Esto facilita a los padres estar junto a sus hijos en tan solo dos horas ante cualquier necesidad.

Otra de las acciones que la ciudad continúa reforzando cada año son las inspecciones para controlar la venta y consumo de alcohol y sustancias ilegales.

Los chicos tienen aseguradas cinco comidas diarias y servicios exclusivos. Las comidas son en el hotel, para evitar que tengan que movilizarse por las calles durante la noche. Además, hay un transporte que los lleva y los trae desde los boliches. En este sentido, también se modificó el horario de ingreso a las discotecas, para que como máximo lleguen a las 0.30 y se diviertan hasta las 5.30. La seguridad en los establecimientos bailables está a cargo de la policía y no de empresas de seguridad privada. Además, se lleva un registro con los datos fundamentales de los jóvenes que ingresan cada noche.

En cuanto a los servicios médicos, en las excursiones y los cerros hay una ambulancia disponible por cualquier imprevisto que suceda.

Tags: ,

Related Article

No Related Article

Escuchá Radio Turística Aquí.

Seguinos

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM