La inconmensurable belleza de las Cataratas del Iguazú

La Provincia de Misiones, en Argentina y el Estado de Paraná, en Brasil comparten las Cataratas de Iguazú, las que se encuentran en el río Iguazú, que sirve de límite a ambas naciones.

Brindan vistas panorámicas exclusivas en un escenario irrepetible, con enormes caídas de agua, en medio de la selva misionera- paranaense, con innumerable cantidad de especies vegetales y fauna regional, con una mayoría de pájaros  llamados vencejos de cascada, muy adaptados al ambiente. Es frecuente ver el arco iris y coloridas mariposas, que junto al sonido de las aguas cayendo, los colores del paisaje y las sensaciones que transmite el lugar conforman un  imperdible espectáculo.

Son consideradas una de “Las Siete Maravillas Naturales del Mundo”.

Están insertas en el Parque y Reserva Nacional Iguazú y el Parque Nacional do Iguaçu. Las ciudades más cercanas son la argentina Puerto Iguazú y la brasilera Foz do Iguaçu.

Cuentan con 275 saltos, imponentes, majestuosos, estremecedores, el 80% de los mismos se encuentran del lado argentino, La mayor altitud la alcanza La Garganta del Diablo, compuesto por un conjunto de cascadas en forma de U cerrada, está en el límite de los dos países, pudiendo contemplarse de ambos lados. Su altura es de 80 m, son las más caudalosas del mundo, se generan en el Salto La Unión.

En ellas se pueden realizar experiencias increíbles, como el paseo en lancha muy cerquita de la caída aguas o un trayecto en el trencito ecológico, a través de la frondosa selva misionera, desde la Estación Cataratas hasta la Estación Garganta del Diablo, para luego recorrer las pasarelas.

Al costado de la garganta del Diablo se encuentra la Isla  San Martín a la que se puede acceder por el agua y al llegar disfrutar de un ambiente pleno de aire puro, con escaleras, senderos poblados de vegetación , pasarelas y el bonito Salto San Martín.

En cataratas del iguazu excursiones diversas pueden realizar los turistas que las visitan, como:

Conocerlas del lado brasilero y argentino, ascender y descender por sus circuitos, asombrarse ante el sonido de las rompientes.

Explorar el biocentro.

Participar en diferentes actividades y de paseos a  sitios cercanos pintorescos, culturales e históricos, entre los que se encuentran:

El Parque de Aves.

Las Ruinas de San Ignacio.

Las minas de Wanda.

Visitar la triple frontera con Paraguay y hacer compras en Ciudad del Este.

 

Todo se puede programar y reservar adquiriendo las entradas o traslados por internet, sin inconvenientes, ni demoras, para aprovechar al máximo este paraíso de inconmensurable belleza, que ofrece imágenes y momentos intensos que perduran en el recuerdo, a lo largo de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *